Ibiza y sus playas

Ibiza está rodeado de acantilados y playas vírgenes lleno de flora y fauna, su agua cristalina y la arena fina te darán la sensación de estar en el mismo caribe sin salir de Europa.

En las playas mas concurridas se nos hará difícil poder descansar y alejarnos de la humanidad para poder relajar nuestra mente, así que recomendamos elegir un buen lugar para tomarnos el baño sin turistas bajo tu sombrilla, el agua llena de crema solar, niños dando vueltas por todos lados y molestando a tus familiares.

Las playas mas tranquilas y menos concurridas las encontraremos al norte de la isla, incluso iremos a cabos donde estaremos solos todo el día con total libertad de poder practicar nudismo o desatar nuestros mayores fetiches como tener sexo entre las rocas.

La pesca está prohibida en toda la isla, aun más en los entornos reservados así que tendremos cuidado en darnos cuenta en que parte de la isla estamos, si estamos en un entorno protegido jamas deberemos intentar pescar o tendremos problemas serios, si no es un entorno protegido con mucho cuidado y respeto podremos practicar este deporte sin molestias y sin miedo a una multa, nos harán la lista gorda siempre.

También sería interesante la opción de comprar uno de los hinchables de moda del verano para adentrarnos en el agua y mirar hacia abajo para ver la fauna acuática a través del agua cristalina que nos facilitará la vista como si de un cristal fuese debido a la poca contaminación que encontraremos. En las playas también podremos alquilar un hidropedal por un precio muy económico que nos hará pasar un rato divertido con nuestros amigos o pareja, aunque debemos tener en cuenta de que necesitamos bastante fuerza para moverlo y tal vez no sea la mejor opción después de un día de borrachera.